Si estás planeando un viaje, ¿has considerado si tu perro puede acompañarte? Viajar con tu perro puede ser muy divertido si haces todo como se debe. Sin embargo, una mala planificación puede arruinar las vacaciones para todos.

Si crees que sería mejor que tu perro no vaya por “x” motivos, busca un cuidador de mascotas o encuentra un hotel canino donde lo puedas hospedar. Si has decidido que tu compañero peludo sea parte de tu viaje, entonces que comience la organización.

Empieza manteniendo un collar con la identificación actual de tu perro en todo momento. Un microchip también puede ser beneficioso para una mayor seguridad. Antes de viajar, tu perro debe tener un entrenamiento básico para que se comporte bien durante el viaje. Luego, planificar el transporte, alojamiento y actividades diarias. ¡Aprender a viajar con tu perro puede hacer que la experiencia sea menos estresante y muy divertida!

 

perro en coche

 

Viaje aéreo.

Viajar en avión para perros no siempre es una buena idea. Aunque los dueños de mascotas no pensamos en nuestros perros como carga, generalmente las aerolíneas los consideran como tales. La bodega de carga no es una experiencia de viaje agradable, incluso para perros tranquilos. Esto no quiere decir que volar no es una opción, solo que no es lo ideal. Sin embargo, los dueños de perros pequeños están de suerte. Algunas aerolíneas  permitirán traer a tu mascota en un transportador si puede caber debajo del asiento que está frente a ti. Conoce todos los detalles de los viajes aéreos con perros para que puedas estar completamente informado antes de reservar un vuelo.

Los amantes de las mascotas han estado desarrollando aerolíneas que pueden ser asequibles. Una de esas compañías es Pet Airways, una aerolínea que solo admite mascotas (no pasajeros humanos), y que permite a las mismas volar en la cabina principal en lugar de la de carga. Sin embargo, estos pequeños vuelos chárter solo están disponibles en un número limitado de ciudades en Estados Unidos: Nueva York, Chicago, Los Angeles, Baltimore y Denver. Los vuelos pueden ser registrados en «pawsengers»​ y hacer el chequeo en un salón para mascotas en el aeropuerto. Durante el vuelo, las mascotas están bajo cuidado y monitoreo por azafatas entrenadas. Cuenta con un sistema de clima controlado desde la cabina para garantizar la comodidad de las mascotas. Los dueños también pueden revisar el paradero de sus mascotas en su página web. Lamentablemente hasta que estos tipos de aerolíneas sean más accesibles, y se expandan a otros países, muchos de nosotros tendremos que conformarnos con las reglas o encontrar otro medio de transporte.

Viaje en coche.

El automóvil suele ser la mejor manera de viajar con perros. Si eres dueño de un vehículo, es probable que tu perro haya viajado en él para viajes al veterinario, al parque, etc. De lo contrario ahora es el momento de empezar. Algunos perros tienen ansiedad debido a montar en coche. Cuanto más positivas sean las experiencias de automóvil de tu perro, más probable será que disfrute del viaje.

Si tu perro solo viaja en el auto para visitas al veterinario, y no le gusta, su ansiedad es comprensible. Trata de llevarlo en viajes cortos y frecuentes en automóvil que terminan en el parque, en una tienda de artículos para perros (donde recibirá un juguete o una golosina) u otro lugar agradable. Si tu perro no se adapta al automóvil, un viaje por carretera no es una buena opción ya que se puede transformar en una pesadilla. Si no tienes más remedio que llevar a tu perro a un largo viaje en coche, pregúntale a tu veterinario sobre los posibles medicamentos contra la ansiedad que pueden hacer que el viaje sea un poco más fácil para todos. De lo contrario, deberías buscar otras opciones. Recuerda, los medicamentos deben usarse con moderación.

Si has decidido que tu perro puede sobrellevar un viaje largo en coche, asegúrate de tomar todas las precauciones de seguridad necesarias.

Planea el viaje con anterioridad.

Trata de planear paradas de descanso a lo largo del camino mientras viajas con tu perro, tratando de hacerlo cada 3 a 5 horas para permitir que este haga sus necesidades, beba agua y estire sus patas (más o menos de acuerdo a los requerimientos de tu perro). Trata de hacer una lista de varios veterinarios que sean fácilmente accesibles desde tu ruta, preferiblemente dentro de una hora en automóvil desde cualquier punto en que te encuentres. Comprueba que estarán abiertos durante el viaje.

Igualmente elabora una lista de cosas que debes llevar:

  • Listas de paradas de descanso y hospitales veterinarios.
  • Correa.
  • Cinturón de seguridad para perros o caja / perrera.
  • Agua y cuencos.
  • Golosinas.
  • Uno o dos juguetes.
  • Manta y / o cama de perro.
  • Bolsas para recoger los residuos.
  • Medicamentos, si corresponde.
  • Los registros médicos del perro.

 

Si tu perro muestra signos repentinos de enfermedad, esta lista puede ayudar a salvar la vida de tu perro. Antes de partir para tu viaje, asegúrate de no haber olvidado nada. Añade tu propio toque personal según sea necesario. La planificación anticipada puede hacer que estas emergencias sean menos estresantes.

 

perro en coche

 

Hoteles y perros.

Si vas a quedarte en un hotel mientras viajas con tu perro, cubre todas sus bases con anticipación. Un hotel que admite mascotas es más que uno que permite mascotas; es uno que los acoge. Algunos hoteles ofrecen camas especiales para perros, servicio de cobertura (hasta el tratamiento de la almohada), servicios de spa para perros y guardería para perros. Pregunta qué servicios están disponibles para tu perro, pero recuerda averiguar qué coste implica. Muchos hoteles cobran un depósito no reembolsable por mascota a la llegada, mas una tarifa diaria por alojarla. Algunos incluso te cobran a una tarifa de limpieza especial. En pocas palabras, antes de elegir, investiga sobre hoteles que admiten mascotas.

Alojamiento y desayuno o posadas para perros.

Las posadas y los B&B (Bed and Breakfast por sus siglas en ingles), no están equipados para perros. Sin embargo, algunos sí existen en España. Es esencial que sepa cómo prepararse para el viaje antes de finalizar sus planes. Te costará encontrar un lugar compatible con los perros. Una vez que lo encuentres, asegúrate de que puede seguir todas las reglas.

Acampando con perros.

Acampar con tu perro puede ser la manera perfecta de pasar tiempo juntos en comunión con la naturaleza. Sin embargo, acampar con perros no siempre es una buena elección. Antes de que decidas acampar con tu perro, asegúrate de que el campamento que estás considerando realmente permita perros. Muchos parques estatales y nacionales no permiten perros. Infórmate bien al respecto para no llevarte desagradables sorpresas al llegar, pero sobre todo, aprende a divertirte mientras acampas.

No olvides que las emergencias no solo ocurren cerca de casa; también pueden pasar mientras viajas con tu perro.

¡Buen viaje!