Los dueños de perros a menudo malinterpretamos los ladridos, mordidas, saltos y muchos otros problemas comunes de comportamiento de nuestros perros. Comprender a fondo los problemas de comportamiento más comunes de los perros es el primer paso para resolverlos y prevenirlos. Una base sólida de entrenamiento de obediencia nos ayudará a prevenir o controlar mejor estos problemas.

Ladridos

La mayoría de los perros ladran, aúllan y se quejan hasta cierto punto. Los ladridos excesivos se consideran un problema de comportamiento. Antes de que pueda corregir los ladridos, determine por qué su perro vocaliza en primer lugar. Estos son los tipos más comunes de ladridos:

a- Advertencia o alerta.

b- Juguetón y emoción.

c- Anda en busca de atención.

d- Ansiedad.

e- Aburrimiento.

f- Responde a otros perros.

Aprende a controlar los ladridos excesivos. Se consistente y paciente. También, considera la enseñanza de los comandos de ladrido / silencio. La dedicación y la atención al detalle pueden ser de gran ayuda.

Morder.

Morder es una acción natural para todos los perros; es solo una parte de su genética. Sin embargo, masticar puede convertirse rápidamente en un problema de comportamiento si su perro causa destrucción. Las razones más comunes por las que los perros muerden objetos son las siguientes:

  1. Es un cachorro y le están saliendo los dientes.
  2. Aburrimiento o exceso de energía.
  3. Ansiedad.
  4. Curiosidad (especialmente en los cachorros).

 

Anima a su perro a masticar las cosas correctas proporcionándole muchos juguetes para masticar. Mantén los artículos personales lejos de su perro. Cuando no esté en casa, mantén a su perro encerrado o confinado en un área donde pueda causar menos destrucción.

Si atrapas a tu perro masticando algo incorrecto, corrígelo rápidamente con un ruido agudo. Luego, reemplaza el artículo con un juguete masticable. Una de las cosas más importantes que puede hacer es asegurarse de que tu perro haga suficiente ejercicio para que pueda agotar la energía y ser estimulado de esa manera, en lugar de dedicarse a masticar cosas.

Excavación.

Si se les presenta la oportunidad, la mayoría de los perros cavarán un poco; es una cuestión de instinto. Ciertas razas, como los terriers, son más propensas a excavar debido a sus historias de caza. En general, la mayoría de los perros cavan por estas razones: aburrimiento, exceso de energía, ansiedad, miedo, instinto de caza, búsqueda de comodidad (como anidar o refrescarse), ocultar posesiones (como huesos o juguetes) o tratar de escapar o acceder a algún sitio. Si tu perro desentierra tu patio, puede ser bastante frustrante para tí. Intenta y determina la causa de la excavación, luego trabaje para eliminar esa fuente. Pasa más tiempo con tu perro, haz más ejercicio y trabaja en entrenamiento adicional. Si la excavación es inevitable, reserve un área donde su perro pueda aprender que es aceptable cavar, como un arenero.

Ansiedad de separación.

La ansiedad por separación es uno de los problemas de comportamiento del perro más discutidos. Las manifestaciones incluyen ladridos, masticación, micción inapropiada y/o defecación, y otras formas de destrucción que ocurren cuando un perro se separa de su dueño. No todas estas acciones son el resultado de la ansiedad de separación, por supuesto. Otros signos de la ansiedad de separación incluyen:

  1. El perro se pone ansioso cuando el dueño se prepara para irse.
  2. El mal comportamiento ocurre en los primeros 15 a 45 minutos después de que el propietario se va.
  3. El perro quiere seguir al dueño constantemente.
  4. El perro intenta estar tocando al dueño siempre que sea posible.

 

La verdadera ansiedad por separación requiere entrenamiento dedicado, modificación de la conducta y ejercicios de sensibilización. Se pueden recomendar medicamentos en casos extremos, pero este debe ser un último recurso.

perro ansioso

Eliminación inadecuada de heces y orina.

La micción inadecuada y la defecación se encuentran entre los comportamientos más frustrantes de los perros. Pueden dañar áreas de su hogar y hacer que su perro no sea bienvenido en lugares públicos o en las casas de otros. Es muy importante que discuta este comportamiento con su veterinario primero para descartar problemas de salud. Si no se encuentra una causa médica, intente determinar el motivo del comportamiento, que puede deberse a uno de los siguientes:

  1. Micción por sumisión o emoción.
  2. Marcado territorial.
  3. Ansiedad.
  4. Búsqueda de atención.
  5. Falta de una casa apropiada.

 

La eliminación inapropiada es inevitable en cachorros, especialmente antes de las 12 semanas de edad. Los perros más viejos son otra historia. Muchos perros requieren una modificación seria de la conducta para eliminarles el hábito, ya que a menudo debes alterar la percepción de sí mismos.

Mendicidad.

La mendicidad es un mal y feo hábito, pero (aunque parezca mentira), muchos dueños de perros lo alientan. Esto puede conducir a problemas digestivos y obesidad. Los perros suplican porque les encanta la comida. Sin embargo, los restos de la mesa no son golosinas, y la comida no es amor. Sí, es difícil resistir esa mirada anhelante, tristona que nos ponen, (son manipuladores aunque no lo creas) pero ceder “solo esta vez”, crea un problema a largo plazo. Cuando enseñamos a nuestro perro que la mendicidad está permitida, estás enviando el mensaje equivocado.

Antes de que se siente a comer, dile a su perro que vaya a su lugar, de preferencia donde no pueda mirarlo. Si es necesario, a otra habitación. Si se comporta, dale un regalito como recompensa por su buen comportamiento, solo después de que hayáis terminado de comer.

Perro pidiendo comida

 

Persecución.

El deseo de un perro de perseguir cosas en movimiento es simplemente una exhibición de instinto depredador. Muchos perros perseguirán a otros animales, personas y automóviles. Todo esto puede llevar a resultados peligrosos y devastadores. Si bien es posible que no pueda evitar que su perro intente perseguirlo, puede tomar medidas para evitar un desastre.

1.- En la calle mantén a su perro con una correa en todo momento.

2.- Entrena a tu perro para que venga cuando sea llamado.

3.- Ten a mano un silbato para perros o un aparato que haga ruido para llamar la atención de su mascota.

4.- Cuando estén en la calle mantente alerta y observa los posibles disparadores, tales como los corredores, ciclistas, etc.

 

Tu mejor oportunidad de éxito es evitar que la persecución se salga de control. El entrenamiento dedicado a lo largo de la vida de su perro le enseñará a centrar su atención en usted primero, antes de salir corriendo.

Saltar.

Los cachorros saltan para alcanzar y saludar a sus madres. Más tarde, pueden saltar cuando saludan a la gente. Los perros también pueden saltar para ejercer el dominio. Un perro saltador puede ser molesto e incluso peligroso.

Hay muchos métodos para detener el salto de un perro, pero no todos tendrán éxito. Levantar una rodilla, agarrar las patas o empujar al perro puede funcionar para algunos, pero para la mayoría de los perros, esto envía el mensaje equivocado. Saltar es a menudo un comportamiento de búsqueda de atención, por lo que cualquier reconocimiento de las acciones de tu perro le  proporciona a este una recompensa.

El mejor método: simplemente date la vuelta e ignóralo. No hagas contacto visual, ni hables o toques a tu perro. Cuando se relaje y permanezca quieto, recompénsalo con calma. No pasará mucho tiempo antes de que tu perro reciba el mensaje.

 

bull dog caja

Morder.

Los perros muerden por razones que pueden rastrearse hasta el instinto y la mentalidad de la manada en los albores de la humanidad. Los cachorros muerden y mordisquean a otros perros y personas como un medio para explorar su entorno y aprender su lugar en la manada. Los propietarios deben mostrar a sus cachorros que morder no es aceptable. Más allá del comportamiento propio de los cachorros, la motivación para morder o romper generalmente proviene de lo siguiente:

a.- Miedo o actitud defensiva.

b.- Protección de la propiedad.

c.- Dolor o enfermedad.

d.- Afirmación de dominio.

e.- Instinto depredador.

 

Aunque se estima que algunas razas son peligrosas, muchos alegan que la legislación específica de prohibir ciertas razas no es la respuesta. Los propietarios y criadores son los que pueden ayudar a disminuir la tendencia de cualquier tipo de perro a morder a través de la capacitación adecuada, la socialización y las prácticas de cría.

Agresión.

La agresión del perro se manifiesta gruñendo, mostrando los dientes, lanzándose y mordiendo. Es importante saber que cualquier perro tiene el potencial de volverse agresivo, sin importar la raza o la historia. Sin embargo, los perros con historias violentas o abusivas y aquellos criados a partir de perros con tendencias agresivas son mucho más propensos a mostrar un comportamiento belicoso hacia las personas u otros perros. Las razones para la agresión son básicamente las mismas que las razones por las que un perro muerde, como lo expusimos en el punto anterior, pero la agresión canina en general es un problema mucho más grave.

Si su perro tiene tendencias agresivas, consulte primero a su veterinario, ya que puede deberse a un problema de salud. Luego, busque la ayuda de un entrenador o conductor de perros experimentado. Se deben tomar medidas serias para mantenernos y mantener a otros a salvo de perros agresivos.